(abril 2016)
Siempre vi los gifs como una curiosidad divertida. Poco más. Sin embargo en la selva transmedia en que se ha convertido Internet las cosas han ido cambiando, y mucho. La hiperinformación, la capacidad de los cerebros humanos, así como el tiempo, siempre en aumento, pero siempre insuficiente, han llevado a un picoteo veloz de internautas que se mueven en este océano como esos atontados de las motos acuáticas. Picoteo, sí. Para que piquen en tus mensajes tienes que elaborar mensajes brevísimos en los que sintetices una idea, una sola idea. Eso supone un reto creativo, por supuesto. En la otra cara de este movimiento impulsivo y acelerado sobre aguas poco profundas, está también el esfuerzo por ir a lo esencial, sin adornos retóricos.
El caso es que en mis actuales dedicaciones los gifs han hecho su aparición. A modo de recuerdo para el futuro pongo aquí mi primer intento. Muy pobre, pero de eso se trata, de aprender de los que saben. Y los que saben son, como siempre, los creativos publicitarios, a los que les pagan, y bien, por ser directos y eficaces en su retórica.


Esta es la APP que he instalado en mi ordenador.
VydtrXs3zAYAAAAASUVORK5CYII=.png

La aprendí aquí:

HyMWIVHJL1ycAAAAAElFTkSuQmCC.png



26 agosto 2016
Siempre tan completo E.C.:
Captura de pantalla 2016-08-26 a las 11.22.48.png



(abril 2016)
Nada que ver con los objetivos de esta página (todo lo contrario), pero tiene una buena información para trabajar en la dirección contraria.
Captura de pantalla 2016-04-26 a las 15.18.04.png



(7 mayo 2016)
Bastante completo.
n0GDEN9OCoMAAAAASUVORK5CYII=.png